La torre más antigua de Madrid, ¡está en un aparcamiento! En frente del ostentoso palacio borbónico están los restos de la Torre de los Huesos. Restos del Madrid original, un puesto de vigía islámico para proteger Toledo. Es una visita muy rápida pero sin duda chocante.
Los restos corresponden a la cimentación y la base de una torre de planta cuadrangular (de 3,65 x 3,40 metros), que combina mampostería de sílex en los paramentos con sillares de piedra caliza en las esquinas.
Se trata de una atalaya de origen islámico que fue descubierta en 1996, durante las obras realizadas para construir el aparcamiento subterráneo de la Plaza de Oriente. El nombre de “Torre de los Huesos” se debe a su proximidad a un antiguo cementerio musulmán denominado “Huesa del Raf”. Fue levantada en el siglo XI como parte de sistema defensivo de la ciudadela de Maŷrit con el fin de proteger el acceso a la fortaleza y a los arrabales desde el antiguo barranco del arroyo Arenal.

En la época cristiana, la muralla terminaría conectándose con la Puerta de Valnadú, situada muy cerca de la actual Plaza de Isabel II. Seguiría su recorrido hasta conectarse con el alcázar (situado en el mismo lugar del Palacio Real actual) por su lado oriental.

Se ha dado por sentado que el recorrido sería en línea recta y que esta “Torre de los Huesos” sería el único resto que queda de dicho tramo. Por desgracia, al ser realizadas las obras del aparcamiento se ha perdido cualquier opción de recuperar arqueológicamente cualquier prueba.



Fuentes:

0 Response to " "

Publicar un comentario