PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD







Uno de los templos jesuíticos más hermoso declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad y Monumento Nacional por el gobierno boliviano es el de San Miguel, por encontrarse entre 1 y 1.5 metros más alto, con relación a la calzada, lo que a su vez da mayor sensación de grandeza al templo.

Fundación: Los jesuitas la fundaron el 29 de septiembre del año  1721 bajo el nombre de San Miguel Arcángel, luego de conquistar y convertir a las tribus locales que eran adoradores del Dios Sol y la Diosa Luna.
Municipio: San Miguel Arcángel.        
Provincia: José Miguel de Velasco
Ubicación: a 480 Km. al Noreste, aproximadamente 10 horas de viaje y a 39 Km. desde  municipio de San Ignacio de Velasco.
Acceso: Vía terrestre, carretera a las Misiones, asfaltada, 320 Km. y 148 Km. de camino ripiado.
Clima: Cálido con una temperatura media de 26° C.
Altura: 550 metros sobre el nivel del mar.
Superficie: 8.928,54 km2

El padre suizo Martin Schmid fue el arquitecto y músico creador de las iglesias misionales. En la construcción destaca el uso de los materiales naturales del lugar como la madera, que se usó en las columnas talladas, los púlpitos y cajonerías, y los altares bañados en oro. 
La iglesia de San Miguel tiene una exhuberante decoración, en su interior destaca la imponente imagen de San Miguel arcangel  y su altar de hojas doradas es único.  
La iglesia, esta compuesta de tres naves, tiene un techo forjado de madera simple, sostenido por columnas de madera cuchi labrada, y horcones en las naves laterales, con un sistema estructural de madera casi independiente de los muros. Dicho tipo de madera posee una gran resistencia. Otros elementos, como el yeso, se usaron en los decorados de revoques planos, ondulados y falsos para asemejar la construcción barroca mediante volutas, cenefas y caracolas. El uso de la piedra volcánica es destacado en algunos enclaves.

0 Response to "PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD"

Publicar un comentario